3 Oct 2015 magrama

MAGRAMA- BUENAS PRÁCTICAS EN EMPRENDIMIENTO

Quién le iba a decir a Nieves Medina, Nuria Carreño y Placer Rodríguez que acabarían triunfando en el sector de las conservas.

La idea de montar la empresa surgió cuandoNuria y Nieves, las dos desempleadas y procedentes de áreas de actividad muy dispares, oyeron hablar de la financiación del Eje 4 del FEP, por lo que se pusieron en contacto con el Grupo de Acción Local 1: Mariña-Ortegal para que les ayudase a convertir en realidad su proyecto.

Así, con el apoyo del GAC, estas dos mujeres decidieron convertir su afición en un medio de vida profesionaly, en colaboración con una tercera socia especializada en marketing, emprendieron a mediados de 2012 la elaboración artesanal de diferentes productos de pescado conservados en tarros de cristal.

En la actualidad trabajan dos líneas de producto fundamentales: el bonito del Norte, procedente de la lonja de Burela, y presentado en distintos formatos como lomos en aceite de oliva, en escabeche, en aceite de oliva ecológico y al natural (con agua de mar depurada); o el cogote, la ventresca y las migas de bonito en aceite de oliva.

También trabajan el pulpo, cocido y envasado con aceite de oliva virgen extra, o como base de un salpicón. Recientemente han desarrollado dos platos preparados: fabas con pulpo y bonito en salsa de tomate. También apuestan por especies autóctonas como la aguja, que están a punto de sacar al mercado.

Estos productosse comercializanen las tiendas más representativas del Sector Gourmet en Galicia, Madrid y Asturias, y comienzan a tener presencia efectiva en provincias como Zaragoza, Valladolid o Huelva. Recientemente, han implantado 5 de sus conservas en el Club del Gourmet de El Corte Inglés, y también cuentan con venta online, a través de webs especializadas y de su presencia en el portal de alimentación de la Diputación Provincial de Lugo.Su objetivo ahora es promocionarse a través de HORECA, un medio dirigido específicamente a la hostelería de calidad.

También trabajan ya bajo algunas marcas como Embassy de Madrid, y han conseguido dar el salto al mercado internacional a partir de un contrato para exportar sus productos a Méjico.

A este buen posicionamiento han contribuido en gran medida sus apariciones en televisión y su presencia en degustaciones públicas, muestras y eventos de gastronomía como el Fórum Gastronómico de Gerona y de A Coruña, o el Salón de Gourmets de Madrid.

Pero, sin duda, el elemento clave del éxito de esta empresa ha sido el espíritu emprendedor de sus socias, que nunca han dejado de perseguir nuevas metas, innovando y aportando valor a sus productos. Por ello, el proyecto Curricán también ha sido uno de los 42 participantes en la Conferencia de Bruselas, Rumbo al 2020, organizada por FARNET, donde ha sido reconocido como uno de los mejores proyectos a la hora de añadir valor a los productos locales.